Líquido de frenos Bosch

Componente que transmite presión hidráulica en el sistema de frenos del vehículo, accionando diferentes mecanismos que están en las ruedas (caliper, cilindro de rueda, pastilla y banda zapata), soportando diferentes condiciones de temperatura para superar normas internacionales DOT, FMVSS, ISO y SAE.
Todos los líquidos de frenos son higroscópicos, por sus propiedades y cambios de temperatura, adsorbe humedad del ambiente reduciendo sus puntos de ebullición.

Recomendaciones generales:
1. Cuando se realiza el cambio de pastillas de frenos del vehículo, también es importante cambiar todo el líquido de frenos.
2. Revisar nivel en el deposito del líquido de frenos (reservatorio), posibles fugas en el cilindro maestro (bomba de frenos) y cilindros de rueda.
3. Cambiar en su totalidad cada 10 mil kilómetros o 12 meses.
4. Después de reemplazar el líquido de frenos, se debe hacer un proceso conocido como purga, para eliminar burbujas de aire que puede tener el sistema.
5. Cambiar el líquido en su totalidad y evitar mezclarlo con otros líquidos.
6. No guardar el líquido sobrante ya que se contaminará después de un determinado tiempo.
7. Se puede superar las expectativas del fabricante del vehículo y reemplazar por líquido de mayores especificaciones, si el vehículo utiliza DOT 3 puede utilizar DOT4 (importante retirar todo el líquido antiguo y después aplicar el nuevo líquido de frenos).
8. En algunos sistema de frenos con tecnología ABS, ESP y ASR, es necesario utilizar equipos de diagnostico KTS (scanner), para realizar la secuencia y nueva programación del cambio del líquido de frenos.